Espacios de mujeres

La reformulación de espacios femeninos

El feminismo como movimiento transversal se extiende a todas las ramas aplicables en la sociedad. Hacemos un repaso a esta disciplina y cómo los nuevos avances en arquitectura feminista parecen no concluir nunca.

La importancia de la arquitectura es clave, como el estudio orientado y dedicado a la determinación de espacios, privados y públicos. De los espacios que ocupamos todos.

La realidad es que los datos apuntan que cada vez son más las licenciadas en esta carrera, aunque continúan siendo pocas las que llegan a abrirse camino como arquitectas referenciales, ¿nos suena? Quizás un poco. Y es, que este es el primer mal de la profesión, la falta de representantes dentro de la materia. Pero vamos a otro, la construcción en sí, el diseño, ¿es un producto masculino? La respuesta es sí.

Los modelos tradicionales que se han ido imponiendo a lo largo de la historia no solo han sido construidos por hombres, sino diseñados por ellos. A qué nos referimos, a que ha sido el punto de vista masculino el único que se ha tenido en cuenta durante la mayor parte de la construcción de las sociedades.

“¿Desde qué perspectiva se ha, o hemos, construido la ciudad, la casa, la fábrica o el parque?” María Ángeles Durán

No se ha tenido en cuenta la necesidad de espacios distintos, que había construcciones que afectaban de manera distinta a mujeres y hombres, lo que muy  posiblemente ha derivado en que la técnica sea masculina, y una incorporación de las mujeres a esta labor no excluye que lo continúe siendo. No hablamos solo de visibilización, sino de qué diferencia realmente la arquitectura feminista. El mal del androcentrismo no es sólo que resulta excluyente, sino en el tiempo que tarda en eliminarse.

En la sociedad patriarcal se obvian las necesidades de colectivos y grupos que no sean perceptibles para los hombres. No hablamos de falta de nombres femeninos en puesto de decisión, que también, sino en las formas, en la teoría, en la forma de ejecutar los planes urbanísticos.

Breve repaso

Pocos son los nombres de arquitectas que se registran antes del siglo XX. Las hubo, pero no demasiados se molestaron en conservar la autoría de su trabajo. Muchas de ellas venían de familias con trabajos dentro de esta área, conociendo las técnicas no por estudios, a los que rara vez tenían acceso, sino por cercanía. No era solo cuestión económica o  de talento, necesitaban más de una habitación propia, les era preciso conocer las técnicas que las escuelas y universidades se negaban a impartirles.

sophia-hayden-womans-building-1893
Woman´s Building diseñado por Sophia Hayden Bennet para la Exposición Universal de Chicago, 1893

Nos remontamos casi a los años 20 para encontrar la Escuela de la Bauhaus , precursora del movimiento moderno, que si bien al principio deriva a las estudiantes hacia talleres de diseño, más tarde recibiría gran número de solicitudes de futuras arquitectas. La modernidad había traído consigo el funcionalismo y el rediseño para construir espacios que cumpliesen las renovadas preocupaciones modernistas, como la higiene y la ultra eficacia, y las arquitectas estaban dispuestas a entrar en este rediseño.

La cocina Frankfurt  parece un ejemplo básico pero es efectivo. La renovación arquitectónica interior en los hogares, precisamente diseñada para aportar eficiencia al menor costo, fue creada por Margerete Schütte-Lihotzky en 1926. La reconstrucción de hogares tras la I Guerra Mundial, en su intento por ampliar el número de apartamentos en menor espacio, creó la necesidad de hogares más accesibles, y el diseño tuvo que encajar en poco espacio más utilidad.

cocina frankfurt
Ejemplo de diseño                           `Cocina Frankfurt´

Este es solo un caso de cómo las voces se iban imponiendo a las creaciones cerradas del pasado. El resultado era que el público elevaba su voz por primera vez, y aunque los arquitectos siguieron siendo ellos, las demandas de la ciudadanía fueron tenidas en cuenta.

 

Llegamos a las teóricas del urbanismo. En los 70, en plena segunda Ola del Feminismo, la cual priorizaba en la destrucción de la desigualdad no oficial (la lucha por la igualdad legal se implanta en la primera ola) en distintos ámbitos.  Y aquí es cuando comienza la destrucción de la idea cerrada del espacio público y privado. Y sobre todo, de dónde están los límites de cada uno. La mujer ya está presente, aunque de forma minoritaria, en ambos ámbitos y puede opinar sobre ellos. Sin embargo, esta realidad entra en conflicto cuando  se plantea la idea de que ambos lugares han sido creados por hombres. La mujer no tiene poder de determinación de su propio espacio. Así comenzarán numerosos grupos, colectivos y estudios sobre cómo modificar esta concepción meramente patriarcal.

“Las mujeres son los fantasmas de la arquitectura moderna” Beatriz Colominas

El 1961, Jane Jacobs publica “Muerte y vida de las grandes ciudades” (The Death and Life of Great American Cities) donde se opuso a la amplificación masiva de las ciudades, a la separación por barrios o a la idea de que las calles vacías eran símbolo de seguridad.

Otro caso, “House of Meanings” surge a principios de los 70, obra de Susana Torre, donde se presentan construcciones que se modifican al ser habitados, su diseño original no es estático.

matrix-feminist-architectual-cooperative-limited

¿Os suena lo de Matrix? No, no hablamos de la película, sino de un colectivo perteneciente al  Feminist Desing Collective que afrontaba la arquitectura con ojos feministas durante la década de los 80, representando cómo se podrían diseñar edificios con valores feministas. Quedaban registradas parte de sus ideas en el  manifiesto “Making Space: Women and the Man-Made Environment”  (1984).

Las principales exigencias venían originadas por las tareas relacionadas con los roles tradicionales de las mujeres. Por ejemplo, en los espacios urbanos que afectaban a tareas domésticas o de crianza. Más concretamente, en cómo las ciudades determinaban el acceso de mujeres con carritos de niños, compra de productos y transportarlos hasta el hogar o el mínimo porcentaje que tenían acceso a vehículos privados, dependiendo del transporte público. De este tema hablaremos más adelante.

“En particular, matrix señaló que las mujeres no son una categoría monolítica, tienen necesidades diferentes de unos a otros así como de los hombres.”  MJ5446 vía Knoji

Por otro lado, este período también aportó la idea opuesta. No todas las mujeres tienen las mismas necesidades y hay que priorizar en encontrar fórmulas que beneficien a todas, sin entrar en cánones únicos ni estáticos.

Tras la tercera ola del feminismo esta idea arraigó, extendiéndose niveles locales y globales, y dando pie a  la revisión sobre teorías en arquitectura.

Proyecto de ciudad Diversa

En esto nos encontramos ahora, en unificar la idea de que las ciudades requieren de un equilibrio espacial entre los sexos que tenga en cuenta las necesidades y valores ambos.

Algunos puntos que se han avanzado durante las últimas décadas quedan registrados en La Carta Europea de las Mujeres y la Ciudad (1995) que destaca tres principios básicos, no como únicos pero sí como determinantes.

Encontramos, en primer lugar, la visibilidad y transparencia, basadas en la supresión de barreras arquitectónicas que garanticen el fácil acceso, y la visibilidad permanente, la cual fomenta el control sobre el espacio y mejora la seguridad. Este apartado es importante, la seguridad dentro de las ciudades no es entendida como dual. Las mujeres priorizan en un tipo de seguridad más individual sobre los lugares que recorren. Por ello, no solo es necesaria la creación de espacios seguros, sino de vías seguras.

Otro apartado dentro de visibilidad es al mismo tiempo la facilitación a acciones relacionadas históricamente con mujeres, como los llamados equipamientos (escuelas, guarderías, centros de día); y al mismo tiempo, lo opuesto, la eliminación de estos roles tradicionales hacia perspectivas que recojan mejor las características sociales actuales. Un ejemplo práctico sería la diferenciación convencional en los servicios. Estos excluyen a parte de la sociedad, no teniendo en cuenta la identidad transgénero;  o los cambiadores de los infantes que se encuentran, por costumbre, en los baños femeninos. En este caso, fácilmente sustituibles por servicios neutros donde todos tengan cabida.

En segundo lugar, el establecimiento de entornos multifuncionales como prioridad en un sistema donde todos los géneros comparten actividades en el ámbito privado y público, y deben tener facilidad en dicho acceso.

Y por último, la rutas claras, que tienen en cuenta la ordenación espacial para evitar fluctuaciones dentro de los propias urbes que compliquen la libre circunvalación. Aquí también aparece el tema de la seguridad. Podemos recordar el menor acceso mundial de la mujer a vehículos privados, necesitando una movilidad en transporte público o mediante un circuito de calles accesibles para peatones.

Recordemos que tampoco se pretende la unificación de todas las ciudades según una sola propuesta, regresemos al punto de la teoría feminista que recalca a las mujeres como individuos con necesidades complejas y diferenciadas, por lo que el urbanismo desde la perspectiva de género tiene que aportar distintas respuestas para toda la ciudadanía.

La necesidad imperante de crear espacios construidos por todos, y por lo tanto, en que todos tengan voz y decisión en su creación es imperante. Colocar hoy a las mujeres en puestos de decisión también incluye recordar a las que apenas se nombran.

Resaltamos un par de proyectos actuales que pretenden rescatar y poner en el titular a las creadoras que estuvieron ahí, que existieron, pero la historia las ha dejado en plano oculto.

 

*Muchas de las fuentes extraídas de Arquitectura y género. Una reflexión teórica de María Novas

I.B.E

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s