El ser o no ser en Periodismo

Una estudiante de segundo de bachillerato abrió la caja de Pandora en un grupo de Facebook: ¿Merece la pena estudiar Periodismo?

“Ser o no ser, esa es la cuestión. ¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta, u oponer los brazos a este torrente de calamidades, y darlas fin con atrevida resistencia?”

William Shakesperare no escribió el famoso soliloquio de Hamlet pensando en un futuro destino de los periodistas, pero a juzgar por las respuestas que ha recibido la joven en la red social, el ser o no ser de Hamlet puede perfectamente aplicarse. Por un lado están los graduados y licenciados que la animan a hacerlo, porque aún sabiendo la situación del mercado laboral periodístico – por eso lo de “sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta”- siguen creyendo en el Periodismo; y por otro, los que ya han abandonado el sueño periodístico y la animan a seguir por otro camino en el que pueda tener ingresos económicos de ello – entiéndase aquí “oponer los brazos a este torrente de calamidades” en que se ha convertido el Periodismo. Porque aunque existen algunos medios y periodistas independientes que dignifican al Periodismo, la percepción general es que ‘el Periodismo ya no es lo que era’ y lo que vende es el morbo y no la rigurosidad periodística.

El romanticismo en el Periodismo

El romanticismo del Periodismo tiene que ver con los sueños, con el ideal de ser un buen Periodista que lo es porque quiere mostrar la verdad de los hechos y cree en el Periodismo como un servicio a la sociedad, el cuarto poder como pilar de la democracia. Y en este sentido yo sigo siendo una romántica del Periodismo, porque entiendo el Periodismo en su estado puro con esas tres condiciones que le resaltó García Márquez: las aptitudes y la vocación del periodista, la investigación como definición del Periodismo y la ética periodística. Si se cumplieran estos requisitos entonces ser periodista, en efecto, sería el mejor oficio del mundo. Lo llamo romanticismo porque a juzgar por los titulares e informaciones que nos encontramos en distintos medios de comunicación, lo que debería ser la norma se ha convertido en una excepción; la investigación cede paso a la inmediatez y la ética periodística se pierde entre los colores políticos de muchos periodistas, la vocación quiero creer que aún sigue ahí.

Pero “Gabo” ya no está para ver en lo que se ha convertido el Periodismo. Cuando Gabriel García Márquez pronunció su famoso discurso hace veinte años presentía el declive del Periodismo, por ello creó la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. En su discurso resaltó algo de lo que ya carecíamos los nuevos periodistas: la creatividad y la práctica, “las facultades enseñan muchas cosas útiles para el oficio, pero no el oficio mismo”. Y es cierto, las universidades (son pocas las excepciones) siguen siendo muy teóricas, lo que no está mal porque los futuros periodistas deben nutrirse de diversos conocimientos para poder desarrollar una labor loable, pero la teoría no puede estar reñida con la práctica.

¿Qué es un periodista si no tiene la práctica que le permita la soltura para desarrollar una noticia que responda a las 5W, y con la inmediatez que requieren los nuevos tiempos? Ese trabajo que debería estar en las aulas de las facultades se le ha cedido a

Tabla25_Becarios_periodismo_InformeAPM2016
Fuente: APM

instituciones y medios ajenos a las mismas, que en el mejor de los casos el o la estudiante se encontrará con un profesional que le guie en el aprendizaje, según los datos que maneja la Asociación de la Prensa de Madrid 4 de cada 10 becarios no han contado con un tutor.

El mercado laboral

El último “Informe Anual de la Profesión Periodística” (2016) destacó que el paro registrado entre los periodistas era un 74% superior al de 2008, aunque también señalaba que en cuanto a 2015 había descendido un 9%. No hacía referencia si en ese 9% se encuentran los muchos jóvenes que han buscado otro camino fuera de España, porque para las encuestas se toman datos oficiales de la Oficina Estatal de búsqueda de Empleo y no todos los periodistas acuden a ella.

Paro_registradoPeriodistasCCAA_sexo_InformeAPM2016-768x554
Fuente: APM

Las prácticas en los últimos años se han convertido en la mano de obra gratuita de los algunos medios de comunicación y otras instituciones. Así lo denunciaban los alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, a través de una petición en Change.org donde le pedían a la Universidad que cesaran los convenios de prácticas gratuitas. Las prácticas en Periodismo en las empresas muchas veces sirven para sustituir a la plantilla que debería tener el medio, los becarios en verano son utilizados para cubrir los puestos de los periodistas, algunos medios y empresas ya no esperan al verano y nutren su plantilla de jóvenes entusiastas que quieren comerse el mundo pero que terminan estampados ante la realidad de la profesión. Los datos reflejan que el 48,1% de los becarios no recibió ninguna remuneración durante su beca, y que el 51,9% decidió prorrogarla. Son datos preocupantes, porque el sueldo de un becario es inferior al de un profesional y muchas veces cumple las mismas funciones y horarios.

Aún no se han tomado las acciones necesarias para acabar -o regular de forma eficiente-con el sistema de becarios con el que muchas empresas cubren puestos de trabajo que deberían tener profesionales contratados por la empresa, pero que sustituyen por becarios cada seis o tres meses.

El Marketing digital no es Periodismo.

Volviendo a la joven, una de las respuestas que recibió fue que la salida laboral de los periodistas es especializarse en Marketing Digital, lo que muchos entienden como ser un “community manager”, que tampoco lo es. Aunque en casi todas las ofertas de empleo que hay en la red pidan periodistas para realizar ese trabajo, en eso no consiste el Periodismo. El Marketing sigue siendo una rama de la publicidad que con las  nuevas tecnologías ahora se denomina Marketing Digital. Lo que sí se puede tener en cuenta es que los medios de comunicación – grandes o pequeños – son también empresas y por ello necesitan ser rentables, de ahí las estrategias de venta que ahora se miden a través de clics. Si los periodistas estamos condenados -porque es lo que nos ofrece el mercado- a especializarnos en Marketing Digital ¿Qué van a hacer los publicistas?.

El Periodismo aún está en las historias pequeñas de tu entorno pero que conectan con una realidad inmensa que envuelve a la sociedad. El Periodismo aún está en cada vez que te preguntas por qué ocurren ciertos hechos, por qué se cuentan y por qué no; el Periodismo no está en las empresas de comunicación, el Periodismo está en donde siempre estuvo: en la calle, con la gente. Y como dijo Ryzard Kapuscinski “para ejercer el Periodismo, ante todo, hay que ser un buen hombre, o una buena mujer: buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas.

El ser o no ser del periodista al final se traduce en aceptar los trabajos precarios que ofrece actualmente la profesión e intentar luchar contra ello desde la misma profesión, o dejarse arrastrar ante el desánimo que ofrece el panorama, renunciar a ese sueño de ser Periodista y buscar otra forma de brindar nuestros servicios a la sociedad.

Por Sara Mariella Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s