La dualidad de las Redes Sociales

Las redes sociales han servido para unificar a personas de distintas partes del mundo para realizar acciones de reunión, participación o protesta. Pero, ¿por qué observamos tanto comentario sin interés aparente? Quizás el atractivo exista, aunque no lo compartamos. Y posiblemente, no sea actual, este problema está presente desde el principio. O puede que las redes sociales más populares sean utilizadas de manera muy distinta según, no solo quién la utilice, si no dónde se utilice.  

 

Empecemos por lo básico: ¿Qué son las redes sociales? Herramientas tecnológicas para el intercambio de mensajes entre personas. Estamos en la era participativa, la comunicación multidireccional tiene que ser parte de todas las plataformas, la retroalimientación en los medios tiene que darse. Tenemos que poder contestar. Aunque esta participación activa no es presencial. No a nivel física. Ahora nuestros mensajes se cuelgan en plataformas online, con enlace hacia quién dirigimos la protesta, y ya está. La protesta suele quedar ahí. Lo que antes era la respuesta por parte de personas que protestaban por una situación a la que no podían acceder de forma física, hoy se ha extendido a ser el tablón de súplicas y quejas que, pudiéndose establecer de manera personal, se derivan a un portal digital. Sin incluir la continua propaganda, no solo política, a la que nos cibernautas se ven expuestos.

El ciberactivismo ha supuesto una pieza fundamental de muchos de los acontecimientos de nuestro siglo XXI, ahí están la Primavera Árabe,  Occupy Wall Street o el 15M, son solo algunos ejemplos, orquestados por mensajes directos que alguien subía a las redes. Hoy se ha convertido en algo común, diario, normal, censurar pronto estas redes sociales en caso de conflicto dentro de un país. Ni son casos únicos, ni son excluyentes. Un caso reciente es el de #LesRobeuses, donde desde Costa de Marfil se ha iniciado una campaña para que mujeres y hombres denuncien comportamientos sexistas.

No obstante, ni todo es ciberactivismo ni todo lo pretende. Si bien es cierto que el origen de twitter, por ejemplo, no fue en absoluto servir de mensajería entre personas que no podían acceder a medios de comunicación tradicionales, estos acontecimientos les han dado un nuevo enfoque. Y es precisamente en estos casos donde toma la deriva entre redes sociales como red y como simple portavoz de mensajes sin crítica ni reflexión. La línea entre lo uno y lo otro, ya no es una línea. La diferencia es abismal, y depende, más que nunca, de quién es el sujeto redactor del mensaje.

teoría seis grados de separación
Teoría de los seis grados de separación

 

Ciudadanía digital

Sabemos que la información de las redes sociales no es siempre fiable, en la mayoría de los casos, solo es una fracción, un titular, de una información mucho mayor. ¿Lo sabemos? Sí, aunque no se accede con mucha frecuencia a la información completa. La masa, la masa joven, que responde a la inmediatez de los mensajes y se une a acciones. Es esta parte de la población la que no se ha visto respondida por los canales tradicionales, o para la que estos canales resultaban insuficientes.

¿Pero están, estamos, preparados para el libre acceso? Es decir, el acceso a todos los espacios. ¿Cualquiera está preparado para entrar en cualquier debate, y sobre todo, formar parte de una discusión de manera protegida, alejada, incluso anónima? Este intento de democracia participativa sirve si todos estamos informados y somos consecuentes con la discusión, aunque no siempre se cumple. No olvidemos además la inmediatez que han alcanzado los mensajes. A todos los mensajes. Si las noticias de parrilla se van olvidando a lo largo de la semana, las discusiones comprometidas dentro de las redes sociales tienen una vida aún más corta.

tics-protestas-725x400

 

Clickactivismo

Añadimos otro conflicto. La acción de apretar un botón y participar, no siempre supone, en términos reales, participar. El falso sentimiento de participación que supone un mínimo esfuerzo. La colaboración del clic y el apoyo a una campaña que olvidamos tras pocos segundos y de la que nunca nos interesamos por seguir. Honestamente, ¿es eso colaboración?

El objetivo de llegar al mayor número de personas ha alcanzado una nueva dimensión, hay que conseguir el mayor número de visitas, de likes, de estar en lo más alto de la lista de hastags ¿hasta qué punto afecta que dentro de las prioridades de muchos – medios, empresas, artistas, personas – es tener gran número de seguidores? ¿Y cómo nos afecta como personas?

Se ha teorizado mucho en la última década. Un ejemplo, “La gran adicción” de  Enric Puig Punyet que recoge testimonios de lo que parece imposible para muchos hoy, desconectarse de internet y seguir teniendo contacto con el mundo que les rodea.

…“si pensamos en la relación que tenemos con nuestros dispositivos móviles, que prácticamente se han convertido en prótesis nuestras, y decimos: “conocemos una persona que tiene una sustancia en el bolsillo, que hace unos 150 usos al día, que no se puede separar más de un metro en todo el día, si no siente ansiedad, diríamos: Bueno, esa persona es un adicto” . Enric Puig Punyet  en Página 2

La nomofobia aparece como tema central en estos testimonios. La adicción de gran parte de la población mundial a no acceder a su teléfono móvil. Por lo que surge aquí la gran contradicción, estamos conectados a una herramienta que nos da la oportunidad de dar voz a todas las ideas que queramos expresar, a participar en cualquier debate, a ser protagonistas de las partes de cada historia. Y puede que por eso, por la posibilidad, se ha convertido en obligación. Tenemos la obligación de dar nuestra opinión, de aportar algo nuestro, incluso en los casos en que la discusión carece de interés.

 

I.B.E

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s