¿Qué les puede pasar a nuestros barrios?

¿Quién no conoce algún caso de barrios que se han ido encareciendo durante los últimos años? Se han renovando las viviendas y “modernizando” el espacio. Pero, ¿qué hay detrás de la recuperación de esas zonas periféricas al centro de las ciudades? ¿Los motivos son la restauración de los barrios tradicionales, o es una tendencia a que las viviendas estén orientadas a inquilinos con mayor nivel adquisitivo?

 

El mantenimiento de edificios clásicos, muchos de ellos importantes para el desarrollo de nuestras ciudades hace un siglo, se ha convertido en un tema de discusión dentro de la esfera política. Las inversiones y ayudas orientadas al mantenimiento de la arquitectura original de nuestras ciudades cada vez son más frecuentes. Si bien durante los últimos años de recesión económica estas ayudas han sufrido grandes recortes, cada vez entidades de mayor peso buscan invertir en mantener edificios clásicos de casco antiguo. ¿Pero es ese el motivo, la recuperación y conservación de edificios de nuestras ciudades, o el nuevo comercio? ¿Por qué esas antiguas fábricas, edificios gubernamentales o viviendas son ahora en su mayoría franquicias o nuevos apartamentos para ricos?

No es que no sea legítimo, pero es sospechoso.

 

proyecto ensanche
Ensanche de ciudad mediterránea

 

El término Gentrificación quizás aun no os suene, pero seguro que lo reconocéis pronto. Proveniente de gentry, “alta burguesía” en inglés, el término aparece en 1964 en un estudio realizado por Ruth Glass, socióloga, para analizar la transformación social derivada de la modificación urbana en Londres.

Este análisis partía de la base, y aun hoy se establece del mismo modo, de que los cambios en el espacio urbano, como modernización o recuperación, influían en la sociedad de una manera clara. Con la mejora de las viviendas y el espacio público, el precio del suelo aumentaba y se encarecía la vida en el barrio. La rehabilitación del espacio “en declive” produce un nuevo entorno urbano, no con la misma cotización, sino que añade valor al precio del suelo, y por lo tanto, alquileres.

Una consecuencia frecuente era, y es, que el nivel de vida se volvía tan caro que los inquilinos tradicionales, de clase obrera, se veían obligados a abandonar sus residencias. Este efecto se vuelve más alarmante cuando es motivado por agentes externos, es decir, se presiona para que los residentes abandonen las viviendas que pueden ser vendidas por un precio muchos mayor.

Lo que muchos entienden como un proceso de “elitización” del vecindario parte de de una simple renovación urbana, es decir, de rehabilitación arquitectónica. Sin embargo, de esta restauración originan transformaciones sociales, no por la arquitectura sino por cambios económicos derivados. Por lo que la actualización en viviendas desemboca en una segregación residencial entre clases medias y altas.

Si bien es cierto que no todos estos barrios tienen las mismas características, muchas son sí comunes. Rodean o están cerca de la mayor actividad comercial y turística de la ciudad, el conocido como “centro” de la ciudad, son barrios tradicionalmente sociales y con comercios establecidos, tienen posibilidad de ensanche, pertenecen a la historia de la ciudad, etc.

 

Sevilla gentrificacion
Crecimiento exponencial de distintos barrios en Sevilla

Donde la inclusión de nuevos residentes ha desplazado no solo a antiguos inquilinos, sino que las transformaciones del barrio eliminarían también comercios tradicionales y formas de organización urbana tradicionales como modificaciones en vías o destrucción de antiguos espacios comunes.

Como decíamos, los comercios sufrirían una modificación económica y de carácter. Los locales tendrían que amoldarse un aumento del alquiler por el nuevo valor del suelo, además que los servicios se reorientarán a los nuevos residentes. Esto también incluye las nuevas corrientes turísticas que acceden al barrio.

No han sido pocos los barrios de ciudades del todo el mundo que se han levantado contra esta transformación urbanística, apostando por recuperar y mejorar barrios sin necesidad de que esto contribuya al encarecimiento de sus viviendas.

El Barrio Nueva York Movimiento Contra Gentrificación
Movimiento por “El Barrio” (Nueva York)

Los casos de Yungay (Santiago de Chile), zonas de Brooklyn (Nueva York), Brixton (Londres) o, dentro de España, multitud de barrios periféricos al antiguo casco histórico de Madrid y Barcelona son los más conocidos. Pero en absoluto son los únicos, en muchas ciudades, sobre todo capitales o ciudades tradicionalmente turísticas.

Un proceso irá en aumento en las ciudades post-modernas, motivadas por un mercado cada vez mejor orientado desde la adaptación de las urbes al turismo.

 

*En este texto se utiliza el masculino gramatical como genérico, según los usos lingüísticos, para referirse a personas de ambos sexos.

I. B.E

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s