Za Za, emperador de Ibiza

Za Za, emperador de Ibiza, Ray Loriga – 2015

“Como bien se sabe, o debería saber, cualquier costurera, alrededor de un botón no muy bien hilvanado puede y quiere crecer una jungla. O una tormenta. O el fin del mundo”.
“Habla ahora el pescador: «Los barcos se agitan en el puerto, pero no se mueven del puerto, y eso siempre es mala señal»”.
“Hay una tendencia equivocada que nos impulsa a separar la historia del detalle”.
“A me menudo los icebergs flotan invertidos”.
“1990, Berlín unificado o empujado por píldoras militares y desfiles civiles, al son de la viaje guardia del rock decadente (Pink Floyd, sin ir más lejos), la arrogancia de la enésima juventud triunfante chocando contra las rocas testarudas de la historia. Un ensalada diabólica, se coma como se coma. Mejor no comer, pero algo hay que comer… Mejor olvidar. Pero algo hay que olvidar. Todo lo que conocía Za Za ha muerto. O eso dicen. Bienvenido a Estos Días. Estos días es el tiempo de ahora con la información de antes, sin futuro todavía”.
“Si uno se para a pensarlo, a los niños y a los adultos les fascinan sólo dos cosas: lo sorprendente y el abismo que se abre entre los detalles”.
“Carlos el Viejo se levantó de un golpe, como si hubiese visto la guadaña, y corrió hasta la salida como alma que lleva el diablo, si es que el diablo se lleva el alma de nadie más allá de la creencia popular. Tal vez el diablo,  una vez perdido el reino de los cielos, no ha vuelto a mirar hacia abajo”.
“Tal vez hay un tipo de lucidez que consiste sencillamente en no negarse a nada en principio, en aceptar los regalos, las posibilidades o los vaivenes del azar con la misma naturalidad con la que se aceptan los golpes”.
“Ahora no importa, Za Za, ahora ya es el pasado, lo que importa es lo que será pronto, pronto es el futuro. Pronto es una palabra que suele querer decir nunca”.
“- ¿Y qué demonios es entonces?
– Un veneno.
– Si fuera un veneno no habríamos conseguido la aprobación de la OMS, de la FDA y de todas las demás agencias.
– Es que no saben lo que yo sé de la LEC.
– ¿Qué es la LEC?
– Labilidad emocional congénita. Respuestas emocionales disparatadas y atípicas, euforia no provocada, risa descontrolada y sin necesidad de estímulo, felicidad vacía… No se trata sólo de curar la angustia, sino de enfermar de alegría. De desenterrar una enfermedad escondida dentro de al menos el ochenta y cinco por ciento de los mortales”.
“Llegó a pensar que el Dueño del Agua era invisible ante los ojos de todos menos los suyos, y que tal vez ésa y no otra fuera la naturaleza del poder verdadero”.
“Es bien sabido que el amor cambia a los demás al antojo del enamorado y que no hay más justicia que la propia a la hora de juzgar aquello que se decide amar”.
“Casi todas las venganzas, y no sólo las de amor, son invisibles, intangibles e inútiles, pero qué gusto da imaginarlas”.
“- ¿Qué?
– Cómo que qué. Se está usted muriendo, pero eso no es excusa para hacerse el tonto.
– No pretendo hacerme el tonto, es más, llegados a este punto preferiría hacerme el listo. Sólo le pido que resuma un poco.
– Bien, lo que es justo es justo. Resumiendo: necesitamos su firma para seguir adelante con el viaje infinito de su felicidad y con el viaje infinito de la felicidad de otros muchos. Piense cuántas personas se beneficiarán en el futuro de  una salida dulce a este embrollado, sucio y por fin innecesario asunto de la vida y la muerte”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s